jueves, 15 de noviembre de 2007

19 Una moneda que flota

Material:
1. Una taza
2. Un vaso
3. Una moneda
4. Agua



Montaje:
1 Colocamos la moneda en el fondo de la taza, pegada al borde.
2 Llenamos un vaso con agua.
3 Nos colocamos de manera que veamos la moneda en el fondo de la taza.
4 Bajamos un poco la cabeza hasta que dejemos de ver la moneda.

5 Sin mover la cabeza ni la taza, echamos agua en la taza por el extremo opuesto a la moneda, despacito y con cuidado de no mover la moneda.
6 Al subir el agua la moneda reaparece.

Explicación:
Cuando la luz procedente de la moneda sale del agua se produce un cambio en la dirección de la luz (fenómeno llamado refracción de la luz). Nosotros vemos la moneda “flotando” a una altura superior a la que realmente tiene.









1 comentario:

Mariale dijo...

oye esto es de optica..
el agua hace ver las kosas
mas cerk asi no lo esten..