jueves, 25 de septiembre de 2008

60 La moneda saltarina

Para realizar nuestro experimento, primero colocamos una botella vacía y destapada en el congelador.
Pasados treinta minutos, sacamos la botella del congelador y la dejamos sobre una mesa.
Inmediatamente ponemos en la boca de la botella una moneda que previamente habremos mojado.

Vemos que la moneda da unos pequeños saltitos.

Explicación:

La botella en el congelador se llena de aire muy frío.
Al sacar la botella, el aire exterior, a mayor temperatura, calienta la botella y el aire que está atrapado en su interior.
Al calentarse el aire en el interior de la botella aumenta la presión interna y el aire escapa por la boca de la botella, levantando la moneda que da pequeños saltitos.





6 comentarios:

Alfonso M. Corral dijo...

Me ha encantado este experimento. Por cierto, ¿por qué hay que mojar la moneda?

Enhorabuena por tu blog. Es muy muy bueno.

Anónimo dijo...

para que no escape el aire (la unión de la moneda y la botella no es perfecta)

Elvira Gonzalez dijo...

Tenemos una botella de cerveza en el congelador desde hace una semana. Le ponemos la moneda mojada (una de dos pesetas antigua, que casi no pesa) y no hay forma de que salte ¿Qué moneda usais vosotros?

Esperamos vuestra ayuda,...

Manuel Díaz Escalera dijo...

Mi primer intento no funcionó porque puse la moneda sin mojarla. Pero luego coloqué la moneda mojada y funcionó perfectamente.
Yo metí una botella de cristal de un litro, vacía y abierta, unos 20 minutos en el congelador. Luego saqué la botella del congelador e inmediatamente coloqué una moneda de 20 céntimos mojada (la puse bajo el grifo antes de colocarla). En unos segundos comenzaron los saltos.
Intenta el experimento con una moneda de 50 céntimos.

Elvira Gonzalez dijo...

Muchas gracias, Manuel, lo hemos hecho con la moneda de 20 céntimos mojada y nos ha salido perfecto.

Un saludo desde Bilbao

Anónimo dijo...

Se le puede colocar también un globo en la boca de la botella.