domingo, 21 de diciembre de 2008

73 Cromatografía con papel de filtro para cafetera

Para realizar nuestro experimento necesitamos papel de filtro de cafetera (por ejemplo), unos rotuladores de colores, un vaso con agua, sal y alcohol.

Montaje:
Recortamos un trozo de papel de filtro y dibujamos en el centro una mancha de tinta con uno de los rotuladores. Luego hacemos un agujero en el centro del papel de filtro y por él metemos un tubito de papel de filtro. Por último ponemos el papel sobre el vaso con agua, de manera que el extremo del tubito quede dentro del agua.

El agua sube por el tubito de papel y llega a la mancha de tinta. Al desplazarse por el papel de filtro el agua arrastra la tinta formando unas franjas de colores.


Se puede repetir el experimento utilizando agua con sal (siguiente imagen) o alcohol.


Explicación:
La cromatografía es una técnica de separación de sustancias que se basa en las diferentes velocidades con que son arrastradas cada una de ellas a través de un medio poroso por un disolvente en movimiento.
A medida que el agua (el disolvente) va desplazándose por el papel de filtro (el medio poroso), arrastra consigo los pigmentos que contiene la mancha de tinta. Como no todos son arrastrados con la misma velocidad, al cabo de un rato se forman unas franjas de colores que corresponden a los componentes de la tinta del rotulador.



13 comentarios:

José Luis dijo...

Interesante experimento el que has hecho. Está todo muy bien explicado. Y lo mejor el video. Enhorabuena y gracias por colgar en tu blog todos tus experimentos para que otras personas podamos aprender o aplicarlos en la enseñanza de nuestra materia.

lucia dijo...

Tu musik parec d Aristóteles, Grax a tu inteligencia y experimentos pudimos acr el trabajo d qUÍMIK... muyyyy lindos colores!!!!!

Anónimo dijo...

es muy bueno el experimento pero ne tiene los objetivos

JJ dijo...

Hola:

Nos gustaría invitarte a Maestros en línea http://samoga.ning.com

Creemos que podrías aportar muchas e interesantes cosas.

Un saludo
Jesús

martinrios96 dijo...

balla en hora buena
graxias, esto me servira mucho para la materia de quimica

Anónimo dijo...

me podrias decir cuanto de alcohol y sal tendria que poner ? por favor lo antes posible, l necesito para un trabajo

Manuel Díaz Escalera dijo...

El alcohol es normal y corriente (del botiquín de casa) y respecto a la sal puedes poner un par de cucharadas en un medio vaso de agua

Anónimo dijo...

Oye una pregunta.. Por que se humedece el papel gradualmente?
y de donde provienen los colores que salen de la cromatografia?
Gracias (:

Manuel Díaz Escalera dijo...

La respuesta a las dos preguntas puedes encontrarla en la explicación del experimento en el blog. Si te interesa el tema, tengo otros dos experimentos sobre la cromatografía (números 7 y 92). Un saludo

OSCAR dijo...

Hola un saludo.
Interesante el experimento muy ilustrativo. Por cierto hoy lo aplicamos en agricultura orgánica para ver la calidad de un suelo desde el punto de vista cualitativo. Los cromatogramas los hacemos con una muestra de suelo macerada y cernida disuelta en agua y sosa caustica y el papel de filtro se recubre con nitrato de plata. Podéis observar la pagina web de unos mejicanos donde aplican esta técnica de cromatografía de Ehrenfried Pfeiffer , son COAS o también MASHUMUS, en Google. Felicitaciones por sus valiosos aportes. Oscar

Manuel Díaz Escalera dijo...

Gracias por la información y un cordial saludo

Aida Ivars dijo...

Con el rotulador negro tipo Carioca salen colores chulísimos. Es muy divertido jugar a investigar qué rotuladores tienen sustancias comunes. Después se podrían utilizar las cromatografías para decorar alguna cosa. Por ejemplo, este experimento se puede hacer con niños para hacer flores de colores. Recortan las cromatografías en forma de flor y pueden utilizarlas para hacer guirnaldas, o decorar paredes,... También podrían hacer un mural de su investigación de tipo artístico: con las flores encima de un papel pintado con el rotulador con el que se ha realizado la cromatografía.
Es muy interesante unir ciencia y arte. Y jugar para aprender. A veces se nos olvida lo importante que es jugar en la vida. Quizá porque se nos olvida vivir.
Un saludo.
Enhorabuena por el magnífico trabajo que realizas. Gracias por compartir.

Manuel Díaz Escalera dijo...

Gracias por escribir y un cordial saludo