domingo, 19 de junio de 2011

173 Coloides y Efecto Tyndall

Las mezclas se pueden clasificar, atendiendo al tamaño de las partículas, en:

- Homogéneas
- Coloides
- Suspensiones
- Heterogéneas

La propiedad más característica de las mezclas coloidales es que dispersan la luz, por lo que su aspecto suele ser turbio u opaco a menos que esté muy diluido. La niebla, el humo y la leche son ejemplos de coloides.

La dispersión de la luz por las partículas coloidales, conocida como efecto Tyndall permite ver un rayo que atraviesa una mezcla coloidal.

Para realizar nuestro experimento necesitamos un puntero láser, agua, leche, un palito de incienso (para el humo), un mechero y un tarro de cristal con tapadera.

El láser no puede verse directamente pero podemos comprobar el efecto Tyndall si llenamos el frasco de cristal de agua con unas gotas de leche o de humo. En este caso la dispersión de la luz hace visible la marcha del rayo láser.

Advertencia: no mire directamente o apunte el puntero láser hacia los ojos



4 comentarios:

Dario Marquez dijo...

Acabo de descubrir este blog. Realmente vale la pena tenerlo en consideración. Saludos!

Manuel Díaz Escalera dijo...

Pues gracias y otro saludo

Anónimo dijo...

Hola Profesor le solicito a usted de la manera mas atenta que me proporcione informacion con respecto al tema de coloides.

Atte. Wilman

Manuel Díaz Escalera dijo...

Si te interesa el tema mira en wikipedia (yo tengo poco que añadir)