jueves, 15 de septiembre de 2011

185 Centro de gravedad y equilibrio

Para realizar nuestro experimento necesitamos unas figuras planas de cartón, un trozo de hilo, una tuerca, una regla, un lápiz, un alfiler y una aguja.

Se puede determinar el centro de gravedad de una figura plana en la intersección de unas líneas verticales trazadas al suspender libremente la figura desde varios puntos.

Con el trozo de hilo y una tuerca podemos construir una plomada que nos permita determinar la vertical.
Atamos en un extremo del hilo una tuerca y el otro extremo del hilo lo atamos a un alfiler. Luego colgamos la figura de cartón por un extremo con el alfiler. Cuando la figura deje de oscilar marcamos con ayuda de una regla la vertical que pasa por el punto que atraviesa el alfiler.
Luego descolgamos la figura y la colgamos por otro extremo. El punto donde se cruzan las dos líneas dibujadas es el centro de gravedad de la figura.

Si dejamos la figura sobre la punta de una aguja lo normal es que se caiga. Pero si dejamos la figura justamente sobre el centro de gravedad la figura permanecerá en equilibrio sin caer. Incluso puede girar sobre la punta de la aguja sin caer.