miércoles, 13 de marzo de 2013

256 Vela prehistórica

Para realizar nuestro experimento necesitamos un hueso con tuétano, una mecha o pabilo y unas cerillas. 

Podemos fabricar una mecha con un cordón de algodón pero lo más fácil es utilizar la mecha de una vela.

Metemos la mecha en el tuétano del hueso de manera que sobresalga un poco. Luego encendemos una cerilla y la acercamos al extremo exterior de la mecha. En pocos segundos se enciende la mecha y tenemos una llama.

Explicación
Al acercar la cerilla al hueso se funde la grasa del tuétano. La grasa derretida sube por la mecha por capilaridad y se transforma en gas que se quema con el oxígeno del aire liberando luz y calor.