miércoles, 8 de mayo de 2013

264 Agua sobre una moneda

Para realizar nuestro experimento necesitamos una moneda, agua, colorante, un gotero y detergente.

En un vaso mezclamos agua con colorante y luego llenamos el gotero.
Descargamos el gotero sobre la moneda gota a gota. 
Podemos contar el número de gotas que dejamos caer sobre la moneda sin que se derramen.
Luego repetimos el experimento pero añadiendo unas gotas de detergente a la mezcla de agua y colorante. El número de gotas es ahora menor y se aprecia a simple vista que la mezcla alcanza menor altura sobre la moneda.

Explicación
La superficie de un líquido actúa cómo una membrana elástica por la acción de la tensión superficial. La tensión superficial es la resultante de las fuerzas que actúan sobre las moléculas de la superficie de un líquido. Es una fuerza perpendicular a la superficie y dirigida hacia el interior del líquido. Esta fuerza es bastante débil y se rompe con facilidad pero es capaz, por ejemplo, de aguantar el peso de un alfiler aunque su densidad sea mucho más alta que la del agua.

La tensión superficial permite que se acumule  agua sobre la moneda sin derramarse.
Si  no ponemos muchas gotas sobre la moneda la superficie del agua se puede estirar sin romperse pero si ponemos muchas monedas la tensión superficial no es suficiente y el líquido se derrama.

Al añadir detergente disminuye la tensión superficial y el agua se derrama con menos gotas de agua. 


6 comentarios:

Perros dijo...

Que chulo el experimento.

Cristian R. dijo...

hola, tiene q ver en algo la moneda, o puede ser otra superficie? saludos

Manuel Díaz Escalera dijo...

Puedes utilizar algo parecido

EFW dijo...

te sabes el que se utiliza leche en un plato?

Manuel Díaz Escalera dijo...

Me suena un experimento con colorantes para alimentos y detergente.

Anónimo dijo...

Esta bueno