domingo, 28 de julio de 2013

273 Sifón

Para realizar nuestro experimento necesitamos dos recipientes, agua, colorante rojo (opcional) y un tubo de goma.

Procedimiento
1 Llenamos uno de los recipientes con agua y lo colocamos a una cierta altura respecto al otro recipiente.
2 Llenamos el tubo de goma con agua y tapamos los extremos con los dedos.
3 Colocamos uno de los extremos del tubo en el recipiente que está a mayor altura y el otro extremo en el recipiente inferior.
4 Retiramos los dedos procurando que no entre aire en el tubo de goma.

El agua fluye de un recipiente a otro hasta que se igualan los niveles de agua en los dos recipientes.

Otra forma de llenar el tubo de goma con agua consiste en meter uno de los extremos del tubo  en el recipiente que está a mayor altura y succionar con la boca por el otro extremo del tubo.

Explicación
Un sifón es un tubo lleno de líquido con forma de U invertida que tiene las dos ramas de diferente longitud. La rama pequeña sale del recipiente que está a mayor altura y la rama larga termina en el recipiente que está a menor altura.  Si el tubo está lleno el líquido sube por la rama corta y sale por el extremo de la rama larga hasta que se igualan las alturas de los líquidos en los dos recipientes.


La presión atmosférica actúa sobre la superficie del líquido en los dos recipientes y ejerce una fuerza que compensa el peso de la columna de líquido contenida en la rama del sifón. Pero la rama larga contiene más agua y el peso extra hace que el agua caiga por la rama larga y suba por la rama corta. Cuando se igualan los niveles del líquido en los dos recipientes las dos ramas del sifón tienen la misma altura y el agua deja de fluir.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Manuel:

Cuando se teoriza sobre el sifón, generalmente se cometen dos errores:
Primero: Se cree equivocadamente que la presión atmosférica tiene algo que ver con el funcionamiento del sifón y lo relacionan con los barómetros. Se llega a creer que las columnas de líquido dentro del ducto se sostienen por encima del nivel del recipiente de entrada del sifón debido a la presión atmosférica.
Segundo: Se cree, también erróneamente, que el funcionamiento del sifón se debe a su diferente peso del líquido en los dos ramales, como si el agua fuera una cuerda o una cadena sostenida por una polea, y se cree que el sifón funciona porque el ramal descendente que es más largo tiene más líquido y como pesa más arrastra el líquido del ramal ascendente. Nunca se les ha ocurrido experimentar con un ramal ascendente de gran diámetro, con gran volumen de líquido y con más peso que el líquido del ramal descendente de poco diámetro, para comprobar que el sifón también sigue funcionando.
Las columnas de líquido dentro del ducto se sostienen por encima del nivel del recipiente de entrada del sifón debido a la succión del vacío creado por la ausencia de aire entre el líquido y las paredes internas del sifón.
martinjaramilloperez@gmail.com

Manuel Díaz Escalera dijo...

Pues gracias por la aportación y un cordial saludo