domingo, 10 de agosto de 2014

315 Volatilidad del alcohol

Para realizar nuestro experimento necesitamos agua, alcohol, dos cucharillas de plástico, cinta adhesiva, cuentagotas y un trozo de cartón.

Con las dos cucharillas de plástico, la cinta adhesiva y un trozo de cartón podemos construir una pequeña balanza de dos platos.

Luego ponemos en una cucharilla un poco de agua y en la otra alcohol suficiente para equilibrar nuestra balanza. Pasados unos 5 o 10 minutos después de equilibrar nuestra balanza vemos que se rompe el equilibrio y la balanza cae del lado del agua.

Explicación
Inicialmente nuestra balanza está en equilibrio ya que cada cucharilla contiene el mismo peso (pero no la misma masa) de agua y de alcohol. El alcohol es menos denso que el agua y se necesita más cantidad para equilibrar una cantidad determinada de agua.

El agua y el alcohol que están en las cucharillas se evaporan pasando del estado líquido al gaseoso pero el alcohol, que es un líquido muy volátil, se evapora con mayor rapidez. En pocos minutos la diferencia de peso entre las dos cucharillas hace que la balanza caiga del lado del agua que contiene más peso ya que tarda más en evaporarse.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Al principio hay el mismo peso pero distinta masa de alcohol y agua? Cuál es la razón? Pensé que solo habría distinto volumen...

Manuel Díaz Escalera dijo...

El alcohol es menos denso que el agua y se necesita un volumen de alcohol mayor (masa = densidad x volumen) para lograr la misma masa y el mismo peso que con el agua.

Anónimo dijo...

cuidado, si algo tiene el mismo peso es porque tiene la misma masa.
F=m*g, siendo g una constante.