domingo, 29 de marzo de 2015

339 Papel que no arde

Para realizar nuestro experimento necesitamos una vela, papel de periódico y una llave antigua.

Enrollamos fuertemente una tira de papel en la llave metálica. Luego sujetamos la llave por un extremo y colocamos el otro extremo de la llave sobre la llama de una vela. Sorprendentemente el papel no arde.

Explicación
La buena conductividad térmica del metal hace que el calor que proporciona la llama se distribuya rápidamente por la llave impidiendo que el papel logre la temperatura suficiente para la ignición. 
La temperatura mínima a la cual un combustible se inflama e inicia la combustión se llama temperatura de ignición. La temperatura de ignición de la madera es de unos 300 º C y la del papel algo menor (451 º Fahrenheit o 233 ºC).


Advertencia: se requiere la supervisión de un adulto para realizar el experimento