sábado, 12 de septiembre de 2015

361 Matemáticas con hilos.

Para realizar nuestro experimento necesitamos chinchetas, hilo, una base de corcho, lápiz, regla y tijeras.

En primer lugar dibujamos en el folio un par de segmentos de unos 20 cm de longitud que formen un ángulo de unos 90 º. Sobre los dos segmentos marcamos puntos con una separación de un centímetro. Luego dejamos el folio sobre la base de corcho y clavamos las chinchetas en los puntos marcados sobre los segmentos.

Ahora atamos el extremo del hilo a la última chincheta de uno de los dos segmentos y luego pasamos el hilo por el primer punto del otro segmento. A continuación pasamos el hilo por el penúltimo punto del primer segmento y luego por el segundo punto del segundo segmento y así continuamos hasta unir todos los puntos con el hilo. Y finalmente atamos el extremo libre del hilo a la última chincheta procurando que el hilo quede tenso.

La figura que resulta de la intersección de los hilos es la envolvente de las rectas tangentes a una parábola.


Una parábola es el lugar geométrico de los puntos del plano equidistantes de una recta, llamada directriz, y de un punto fijo, llamado foco.