lunes, 30 de mayo de 2011

169 Un aspersor sorprendente

Para realizar nuestro experimento necesitamos un palito de madera, una cañita de refresco, unas tijeras, cinta adhesiva, un recipiente con agua y una taladradora.

Para construir el aspersor casero:

1 Clavamos el palito en el centro de la cañita
2 Practicamos un par de cortes con las tijeras a cada lado de la cañita (aproximadamente en el centro de cada mitad) y doblamos hasta completar un triángulo.
3 Con la cinta adhesiva fijamos los extremos de la cañita al palito de madera (ver foto)
4 Por último, necesitamos una taladradora para que el palito gire a gran velocidad.



Si metemos el aspersor en un recipiente con agua y encendemos la taladradora vemos que, cuando la velocidad de giro es alta, el agua sale por la parte superior.

Explicación
El agua que entra en la cañita por la parte inferior gira al encender la taladradora.
Al agua atrapada en la cañita en rotación es impulsada hacia el exterior por la fuerza centrífuga, sube por el interior de la cañita y escapa por la parte superior.

Advertencia: se requiere la supervisión de un adulto para manejar la taladradora y cuidado con el agua y la electricidad. Con la taladradora a toda potencia el agua puede salir despedida a una distancia considerable.