lunes, 5 de agosto de 2013

275 Autollenado de un sifón

Para realizar nuestro experimento necesitamos un vaso con agua, colorante rojo (opcional) y un tubo de goma.

Un sifón es un tubo de goma lleno de un líquido con forma de U invertida que tiene las dos ramas de diferente longitud. Al meter la rama pequeña del sifón lleno del líquido en el vaso con agua el líquido sube por la rama pequeña y cae por el otro extremo.

La rama larga contiene más agua y el peso extra hace que el agua caiga por la rama larga y suba por la rama corta.

Para que el sifón funcione correctamente es imprescindible que el tubo esté lleno de líquido. Lo más simple para llenar el tubo del sifón es meter una rama en el vaso con agua y aspirar con la boca por el otro extremo. Pero con algunas sustancias puede resultar peligroso succionar con la boca.

Veamos un procedimiento muy sencillo para llenar el tubo del sifón:
1 Metemos una rama del sifón en el vaso con agua manteniendo tapada con el dedo el otro extremo del sifón.
2 Al retirar el dedo del extremo del tubo el agua sube por la rama del sifón.
3 El líquido que asciende por el tubo sobrepasará por la inercia la altura del agua en el recipiente, alcanzará el codo del sifón y caerá por la otra rama.

Para que el procedimiento funcione correctamente es necesario que el codo del sifón esté a poca altura respecto al nivel del líquido en el vaso.