sábado, 30 de mayo de 2015

347 Atracción sobre el agua

Para realizar nuestro experimento necesitamos un vaso de plástico con agua y unas bolitas de corcho blanco o porexpan (poliestireno expandido).

En primer lugar llenamos el vaso con agua sin llegar al borde del vaso y luego dejamos sobre el agua unas bolitas de corcho. Las bolitas se pegan a las paredes y se atraen unas a otras evitando el centro del vaso. Si luego llenamos el vaso con agua hasta el mismo borde del vaso vemos que las bolitas se atraen y se mueven hasta colocarse en el centro del vaso lejos del borde del vaso.

Explicación

Las bolitas de porexpan son atraidas por el vaso de plástico y repelidas por el agua. Si no se llena el vaso hasta el borde las bolitas se pegan a las paredes del vaso de plástico alejándose del agua. Si se llena el vaso hasta el mismo borde las bolitas no pueden pegarse a las paredes del vaso de plástico y se mueven hacia el centro, pegándose unas a otras, para alejarse del agua lo máximo posible.