viernes, 10 de abril de 2009

81 El vaso de Tántalo

Para realizar nuestro experimento necesitamos un vaso de plástico y un tubo de goma.

Practicamos un pequeño agujero en la base del vaso de plástico y hacemos pasar el tubo de goma por dicho agujero. Para ajustar bien el tubo de goma en el agujero del vaso podemos usar pegamento. Es importante que no salga agua por dicho agujero.

El tubo se dobla en el interior del vaso de manera que forme dos ramas: una corta en el interior del vaso y otra larga que sale al exterior por la base del mismo.





Si añadimos agua en el interior del vaso vemos que el nivel del agua sube hasta llegar a la parte superior del tubo de goma. En ese momento el agua sale por la rama larga del tubo de goma y desciende el nivel del agua en el interior del vaso hasta llegar a la altura del extremo de la rama corta (en nuestro caso coincide con el fondo del vaso).

El vaso de Tántalo nunca se llena. Recuerda este nombre al cruel castigo que sufrió Tántalo (hijo de Zeus) según la mitología griega. Su castigo consistió en estar en un lago con el agua a la altura de la barbilla, bajo un árbol de ramas bajas repletas de frutas. Cada vez que Tántalo, desesperado por el hambre o la sed, intenta tomar una fruta o sorber algo de agua, éstos se retiran inmediatamente de su alcance.

Explicación:
El vaso de Tántalo es un sifón. Al llenar el vaso de agua también se llena el tubo de goma (la rama corta). Cuando el agua llega a la parte superior del tubo de goma comienza a caer por la rama larga arrastrando el líquido que hay dentro del tubo de goma. El nivel baja hasta descubrir el orificio interior del tubo.



12 comentarios:

Maktub dijo...

estimado Manuel , siempre que puedo paso por tu blog, he recomendado a mis colegas la utilidad de tus experiencias, siempre simples y didácticas
Gracias
Maktub

Manuel Díaz Escalera dijo...

Muchas gracias por el comentario.
Un saludo

Adri S. dijo...

Es increible, al principio pensé que el agua saldría pero solo hasta donde se curva la goma, no que se vaciaría el vaso entero. Saludos

J.P. Pérez Moreno dijo...

Querido Manuel, una vez más te felicito por tu excelente trabajo.

La Física puede ser mucho más divertida de lo que, en principio, se piensa, como se puede apreciar en tu blog. Enhorabuena.

Sara Alonso dijo...

Gracias por compartir con todos tanta ciencia. Tus experimentos son sencillos y sorprendentes. Te añadiré como enlace a mi blog y lo recomendaré a todos mis alumnos. Enhorabuena por todo tu trabajo.

Adriana dijo...

gracas por compartirnos cosas muy sencillas, pero al mismo tiempo grandiosas. se me hace muy buena técnica la introducción de videos porque es una manera mejor de entenderlos. te mando salu2

Lluís dijo...

Fantastico. Simple, facil y bonito!

Anónimo dijo...

Joer, en el Hormiguero no hacen mas que poner experimentos de este blog.
Ayer hicieron este del vaso de tántalo.
Tambien han hecho lo de dibujar con arena. Lo del globo que se mete en la botella. La vela que se balancea...

David dijo...

Había usado este principio para vaciar un estanque, con un trozo de manguera y aspirando por el extremo bajo para iniciar el proceso, por no ser posible activarlo por rebose.

De todas formas, al ver tu experimento, he pensado en el peligro que suponen estos sifones en el interior de una cueva. Una pequeña llovizna afuera podría bastar para completar el nivel de una gran cámara estanca de agua y que ésta descargue todo su contenido sobre otras salas y pasos.

Si no te importa, enlazo tu experimento en un blog de espeleología.

Anónimo dijo...

Nice dispatch and this enter helped me alot in my college assignement. Thank you for your information.

Anónimo dijo...

Asi funciona la toma de suavizante de las lavadoras.
para que huela mas la ropa sobrepasamos el maximo y se nos va nada mas echarlo,no cuando corresponde.

Manuel Díaz Escalera dijo...

Interesante

un saludo