miércoles, 3 de febrero de 2010

111 La crisis económica explicada con un puñado de lentejas

Para realizar nuestro experimento necesitamos unas lentejas, agua y una bebida gaseosa.

Primero llenamos un vaso con agua y dejamos caer un puñado de lentejas. Casi todas se hunden. Puede que algunas floten al retener una burbuja de aire pero si agitemos el agua caerán al fondo del vaso.

Luego llenamos el vaso con la bebida gaseosa y dejamos caer un puñado de lentejas. Ahora las lentejas suben y bajan en el líquido.
En este caso las lentejas flotan por las burbujas gaseosas que se pegan a su superficie. Al llegar a la superficie liberan dichas burbujas y las lentejas vuelven a sumergirse, repitiéndose el proceso hasta que la bebida se queda sin gas.

8 comentarios:

Eynar Oxartum dijo...

Qué experimento tan interesante y tan sencillo... y qué manera tan divertida de contarlo. Una vez más, ¡gracias!

Prof. Guillermo Parra R. dijo...

Que simple, que simpático, que bueno!!

Tay dijo...

:D Muy bueno

Manuel Díaz Escalera dijo...

Muchas gracias por los comentarios

Lluís dijo...

Fantastico!

Anónimo dijo...

Me ha encantado la analogía y el experimento

Anónimo dijo...

ha sido muy enteresante i gracias

josue dijo...

Q LEGAL MEN MUCHAS GRACIAS NESESITABA UN PROYECTO PARA UNA FERIA ME SALVASTE EL PELLEJO :d